30 enero 2006

El mundo en blanco y negro

Ha nevado, mucho, y el paisaje cotidiano de cada día se convierte en otro nuevo. La nieve transforma los lugares donde se posa dándole un giro inesperado al escenario de nuestra rutina diaria. Uno recorre las mismas calles de siempre, las mismas plazas, sintiendo el delicioso crepitar de la nieve bajo los pies, pero cuesta reconocerlos y se camina con la sensación de estar en un lugar nuevo, como a kilómetros de distancia, ignoto, virgen, que espera ser explorado por nosotros.
Explorado y, como no, fotografiado. La capa blanca de nieve, del mismo color del cielo, reduce los colores y en ocasiones todo parece en blanco y negro, sin matices, como si se produjera el prodigio de habitar una película en antigua, un sueño del que uno no querría salir nunca.
Espero que vengan más nevadas como esta.


Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us
Image Hosted by ImageShack.us

7 comentarios:

Anónimo dijo...

las fotos transmiten ese sentimiento blanco que comentas, pero todavía mejor está el texto.
¿Sabes que escribes muy bien erredé?

carla nazareth dijo...

Escolhi-te para os "5 hábitos estranhos". Passa pelo meu blog... (espero que não te importes)

Erredé dijo...

¿quién será el usuario anónimo?

BATIXA dijo...

lindas as fotos!!!

charuca *(^_^)* dijo...

Hala!! Ciudad Real también está así??? Jooooo... me encanta la nieve :( Ains que envidia
Cambiando de nieve Rose. Te he intentado enviar un e-mail para felicitarte por tu web pero no hay manera. Te lo digo vía blog. Preciosas fotos. Muas muas.

María W. dijo...

Qué buenas fotos!!!

Anónimo dijo...

hola, estaba matando el tiempo y vi tu blog. eres muy buen fotografo, escritor e ilustrador; te felicito! y muchisimos exitos. Indira desde Venezuela