10 septiembre 2012

Ilunabar, magia encuadernada.

Suelo hablar de vez en cuando en este blog de libros ilustrados infantiles, pero hoy voy a hacer una merecida excepción pues el libro que voy a reseñar no ha sido pensado para un público infantil pero sin duda rebosa ilustración de la buena.

Publicado por Dibbuks e ilustrado por Sarima, Llunabar reune un nutrido conjunto de ilustraciones por las que se pasean seres mitológicos arbóreos y habitantes mágicos de los bosques en general. Y es que desde que abrimos el libro sentimos que nos estamos adentrando en un bosque, porque en su páginas todo es verde y frondoso.
Las ilustraciones de Sarima dan vida a un repertorio de seres imaginarios, algunos arraigados en la cultura popular, otros venidos a la vida por primera vez en este libro, pero todos ellos cargados de magia y de belleza.
Sarima ha conseguido dar a todas las ilustraciones un aire de ensoñación sin perder en ningún momento un nivel de realismo que sólo se consigue con un saber hacer y una maestría como la que la autora hace tiempo que manifiesta en sus trabajos.
Podemos pasear la mirada por este libro deteniéndonos en cada detalle, en la profundidad de las miradas de los personajes, en los juegos de luces que se filtran entre el follaje, en las texturas...
En definitiva, un libro hermoso que es a la vez una pieza de orfebrería y un soplo de magia.

Autora: Marisa López (Sarima)
Editorial: Dibbuks
Noviembre 2011