18 enero 2010

Le Petit Nicolas, un livre Pop-Up.

Como los reyes magos no han estado muy rumbosos este año, realicé un viaje a la capital del reino para hacerme con algún auto regalo. Entre los libros adquiridos ese día quiero reseñar uno en especial:

Título: Le petit Nicolas, un livre Pop-up
Autor del texto: Goscinny
Autor de las ilustraciones:
Jacques Sempé.
Editorial: Gallimard Jeunesse

Creo que a estas alturas no es preciso explicar quién es el pequeño Nicolás, ese niño revoltosillo, antecesor de Manolito Gafotas y cuantos le siguieron, que fue creado por el genio de René Goscinny, e ilustrado por la mano maestra de Jacques Sempé.
La lista de títulos protagonizada por Nicolás es larga y parecía haber llegado a su fin tras la desgraciada desaparición de Goscinny, pero parece ser que hay dos nuevos títulos con historias inéditas (y una película también), y es como adelanto a estos libros que la editorial ha publicado esta joya, esta delicatessen para amantes del personaje y de sus autores.

Este es un libro desplegable, o Pop-up como se dice ahora, que ni siquiera cuenta una historia, tan sólo aparecen seis frases o instantes del libro de las historias inéditas con las ilustraciones que las acompañan, ahora en tres dimensiones.

Da lo mismo que no haya historia, o incluso que no se entiendan los textos por estar en francés, el placer que supone ver como las ilustraciones del inmenso Sempé brotan del libro al abrir cada página, como se arman y erigen para dar forma a la escena de manera tangible, observar como Nicolás, Alceste, Geoffroy, Eudes, Agnan y otros se muestran en diferentes planos, con el trazo impecable de Sempé, en blanco y negro pero con un toque de rojo en cada ilustración (y algún detallito extra), es un placer de los que me recomienda el médico.

Este es sin duda un libro para los admiradores del pequeño Nicolás, para los que durante años hemos disfrutado de sus historias y nos hemos perdido en la compleja sencillez de las ilustraciones, un objeto de colección impecablemente presentado dentro de una caja roja, como los bombones, y que tiene un precio más que asequible, en definitiva un capricho de los que uno debe concederse de vez en cuando.


5 comentarios:

ariadna dijo...

¡¡¡oh!!! es precioso... y yo que pensaba que no podía ser más fan de le petit nicolas :) ¡disfruta el libro, erredé!

Oyer dijo...

Precioso de verdad, tb me declaro rendido fan del pequeño Nicolás, creo que no tengo más remedio que hacerme con uno ya, a menos que... ¿sabes si se traducirá?

Itziar San Vicente dijo...

pero qué bonito. Le petit nicolas en pop up! ohhh, me ha tocado la fibra sensible :)

Genial autorregalo!

elisa dijo...

ay por favor, que cosa tan preciosa de libro...Lo quieroo!! Una joyita. Aunque me pensaba que ese tipo de libros se llamaban troquelados...

onzamono dijo...

joer qué bonito! un futuro regalo, seguro!